lunes, 14 de julio de 2014

DIEZ CONSEJOS PARA LA CIRCULACIÓN SEGURA DE LOS CONDUCTORES MAYORES



DIEZ CONSEJOS PARA LA CIRCULACIÓN SEGURA DE LOS CONDUCTORES MAYORES

La edad  no perdona, y con el paso del tiempo se pierden facultades para conducir, tanto físicas, como psíquicas.Sólamente involucrados en el 10% de los accidentes con víctimas, pero los más graves, suponen el 27% de los fallecidos en vías interurbanas actuando como conductores y en vías urbanas como peatones.
Muchas veces el problema de los conductores mayores surge por un exceso de confianza por los años de práctica, creyendo que la experiencia compensará los efectos de la edad,además de los despistes al disminuir la capacidad de la vista y el oido, como también la rapidez de reflejos y concentración, cansándose más al volante.
Si ya has cumplido 65 años sigue estos consejos para una conducción más segura:
1.Si tomas fármacos, consulta a tu médico si pueden influir en la conducción, y si es así reduce su toma antes de conducir.
2.Evita la conducción por la noche y en condiciones metereológicas adversas.
3.Si cambias de coche, busca que incluya tecnología de seguridad. También opta por retrovisores más grandes y asientos ajustables.
4.Realiza paradas cada hora y media o cada 150 Km para evitar cansancio, picores de ojos, parpadeos constantes o dolores musculares en la espalda.
5.Si puedes elegir conduce coches con cambio automático.
6.Conduce acompañado en la medida de los posible, puede darte conversación y te ayudará ante imprevistos.
7. Realiza revisiones médicas periódicas (oidos, vista...) para evaluar su estado de salud y optimizar las medidas de correción.
8.Reconoce tus limitaciones y trata de compensarlas con una conducción más segura.
9.Acude a expertos en seguridad vial ante cualquier problema, ellos te ayudarán.
10. Si eres peatón, anda siempre por las aceras, y cruza las calles únicamente en semáforos o pasos de cebra.
Pero no todo es negativo!!
Los conductores mayores de 65 años son prudentes, no conducen a grandes velocidades y respetan las normas. (aunque desconozcan alguna), no beben ni se drogan, utilizan el cinturón de seguridad, y muchas veces son ellos mismos los que cuando notan alguna limitación física se ponen sus propias restricciones como no conducir por la noche, recorridos conocidos o preparar con antelación el mismo.